10 pasos básicos a la hora de comprar un animal exótico…

Adquirir un animal exótico puede ser tan fácil o tan difícil como comprar un tornillo, salvando las distancias, ya que lo más importante es saber que es un animal que vivirá muchos años a tu lado y al que hay que respetar como lo que es: UN SER VIVO CON DERECHOS PROPIOS.

1- REFLEXIÓN: Plantearse si realmente queremos tener un exótico en casa: No es muy raro ver a personas abandonar, revender o regalar su “mascota” a los pocos días de haberlo adquirido por falta de tiempo, por falta de “cariño” o porque en realidad sólo era un capricho momentáneo. Ser sinceros con uno mismo nos ahorrará problemas y daños al animal.

2- INFORMACIÓN: Si realmente nos interesa el tema y estamos responsabilizados de lo que supone tener un animal de estas características, lo primero es informarse bien de las necesidades del exótico (alimentación, luz, humedad, horas de actividad etc…) y si cuadra con nuestro estilo de vida y tiempo libre.

3- UBICACIÓN: Antes, y no después, debemos tener preparado el espacio donde nuestro animal estará tanto los días de cuarentena como los meses restantes… y funcionando. No podemos gastarnos una gran cantidad de dinero en el animal y no prestar la misma o más importancia al espacio donde dicho ejemplar vivirá…

4- BÚSQUEDA: Una vez tenemos el terrario preparado es hora de buscar en tiendas o a través de amigos o Internet nuestro/s ejemplar/es. Hay infinidad de foros y websites de tiendas o grupos de aficionados que muestran sus ejemplares. Siempre será mejor comprar animales nacidos en cautividad en la región donde vivamos… Es importante también saber la mejor época para comprar nuestra cría (época de cría) y buscar primero en la propia ciudad. Así podremos recoger a nuestro animal in situ y tener al criador cerca.

5- CALIDAD Vs. PRECIO: La mejor manera de invertir nuestro presupuesto es comparar entre tiendas y criadores particulares y ver, según la fase o coloración que tengamos, el precio máximo y mínimo de la especie y de la fase. Con esto nos haremos una media razonable de lo que podemos ofrecer por los animales. No es mal recibido, cuando compramos varios animales a la misma persona, hacer una oferta.  Con comunicación y respeto todo se puede hablar…Es importante también tener en cuenta que determinados criadores o tiendas tienen unos precios un poco más altos que la media, pus o bien se han especializado en ciertas especies o fases y dan ciertas garantías genéticas y de color, y ese esfuerzo hay que pagarlo. Igualmente hay que huir a priori de las gangas, pues la mayoría de las veces la gente se “quita” literalmente animales de encima por cuestiones a veces dudosas, y no sólo por “falta de espacio”.

6- CHEQUEO: Una vez nos decidamos por unos ejemplares en concreto siempre hay que pedir fotografías recientes de los animales y un precio concreto. Las fotografías nos sirven para comprobar la salud general del animal (corpulencia, intensidad del color, nivel de hidratación…), el sexo y su estética. En nuestra opinión es igual de importante pedir fotografías del terrario o espacio donde se han alojado los animales a fin de detectar posibles faltas de higiene, principalmente.

7- COMPRA Y ENVÍO: Una vez concretemos con el vendedor la forma de pago, quien paga el envío y el día de recepción y quede todo bien claro, procederemos a adelantar una señal o bien hacer el pago por anticipado completo. Lo general es un ingreso en una cuenta bancaria por adelantado, pues la confianza entre las partes es un tema a tener muy en cuenta.

8- ACLIMATACIÓN: Los animales recién llegados suelen tener necesidades de aporte de agua, ya que lo normal es que lleven de 2 a 4 días sin ingerirla. Después comienzan los 30 o 40 días de cuarentena, donde por un lado se impide que el nuevo animal pueda contagiar de alguna enfermedad a nuestra colección y por otro nos sirve para descubrir otras posibles patologías.

9- JUNTA CON EL GRUPO: Una vez pasada la cuarentena ya se puede juntar al animal con otros ejemplares o grupos teniendo siempre en mente las consideraciones de la especie en cuanto a su mantenimiento en grupo (hay muchas especies de geckos cuyos machos  no pueden vivir juntos o cuya fuerte jerarquía hace necesario sacar e introducir a todos el grupo de nuevo, una vez hemos modificado la decoración del terrario, etc.) y su comportamiento social.

10- RELACIÓN CON EL VENDEDOR: Como último punto es importante destacar que una de las satisfacciones más bonitas en esta aficción es poder llegar a conocer gente con tus mismos gustos y pasiones, y poder COMPARTIR con ellos todos tus logros, tus pérdidas y tus nuevos descubrimientos… Por ello, poder conseguir una buena relación con el criador o la tienda, siempre será beneficioso para ambas partes… Pues al final se trata de personas, de sentimientos y de amor por unos seres vivos determinados, y todo lo demás es secundario…

Gracias por tu tiempo.