Estrés en Rhacodactylus y 5 consejos para minimizarlo.

Siempre que adquirimos un nuevo ciliatus, un gecko u otro reptil estamos deseosos de contemplarlo, tocarlo, acariciarlo etc… y éste es el primer problema que hay que solucionar siendo conscientes de que, los animales son seres vivos acostumbrados a NO SER MANIPULADOS. Lo veo mucho sobre todo en gente más joven e inexperta pero es algo totalmente comprensible, porque, quién no lo ha hecho alguna vez…

hollow_ciliatus

Ten en cuenta que instintivamente para ellos, el ser rozados o cogidos es una alarma de depredación, un síntoma de ataque o un factor de riesgo al que responderán como mejor saben: moviéndose, saltando, mordiendo, defecando etc… Técnicamente descrito, ciertas pautas de manipulado les producen una rápida liberación de adrenalina y otras hormonas que afectan a todos los sistemas del animal. Se «aceleran», se ponen «alerta» y eso, a la larga pasa factura…

sarasinorum geckos

Por lo tanto, un estrés continuado a un reptil, Correlophus o Rhacodactylus, debilitará al animal, porque éstos suelen dejar de comer, dejar de tomar baños de luz (se les ve siempre en las partes bajas del terrario), su sistema biológico se acelera, su sistema inmunológico se deteriora y consumen más energía de la precisa. Hay estudios que demuestran que las facetas reproductivas y de crecimiento se ven afectadas igualmente.

Gecko crestado. Correlophus ciliatus head.

Sí es verdad que ciertos reptiles, con la cría en cautividad y un manejo moderado desde que nacen, llegan a acostumbrarse a ser manipulados e incluso se relajan descansando al calor de una pierna o manos “calentitas”, pero de ahí a tratarlo como animales domésticos va un mundo. Si quieres que tu gecko viva lo mejor posible, ten en cuenta que para él tú no eres nadie, que nunca te reconocerá y nunca te agradecerá absolutamente nada. Y esto ni es malo ni es bueno. Simplemente “es”.

Más allá de esta introducción, que doy mis 4 consejos para minimizar el estrés de tus geckos:

 1- ADQUISICIÓN DEL GECKO:

Cuando un reptil llega a casa, suele llegar cansado, con frío o calor (depende de la época del año) y estresado por la ausencia de espacio y luz. Esta fase es de las más importantes en cuanto a no manipular al animal. Déjalo tranquilo en su nuevo recinto (que ya debería estar acondicionado), dale agua o la oportunidad de beber cuando lo desee y no te preocupes si los primeros días no come o no sale de algún tronco o planta. ES NORMAL.

Intenta no sacarlo para enseñarlo a tus amigos/familiares, intenta no “obligarle” a comer llenando el terrario de alimento y sobretodo intenta olvidarte del animal unos días… De verdad que que le harás un gran favor.

 2-ENTORNO DEL GECKO:

El terrario, paludario o habitáculo destinado al correlophus ciliatus o Rhacodactylus  tiene que cumplir las necesidades de ocultación y descanso del animal. Lo ideal para Rhacodactylus es proveerles de troncos huecos donde ellos puedan ocultarse o cualquier otro tipo de escondrijos o separadores. Así les dotamos de un refugio que ayuda a eliminar cualquier sobresalto o estrés causado por otros animales o nosotros mismos. No paro de ver terrarios “limpios” en las Redes Sociales de gente cuyo único interés es que su animal esté siempre a la vista, obviando las necesidades básicas de la naturaleza de estos animales arborícolas.

 3-CONVIVENCIA EN GRUPO Y REPRODUCCIÓN DEL GECKO:

Los Rhacodactylus desarrollan comportamiento de grupo, con jerarquías e interacciones que todavía hoy se están estudiando. Se sabe que hay hembras Alfa que son realmente las que “dirigen” grupos reproductores, incluso por encima del macho. En dos ocasiones mis machos han sido víctimas del mordisco de la hembra Alfa. Por ello, hay que observar a los grupos que tenemos y ver si algún ciliatus se comporta de forma rara, se mantiene en las partes bajas o suelo del terrario en su fase de actividad o está adelgazando respecto a otros congéneres. Podría ser un síntoma de estrés.

4-MANIPULADO DEL GECKO:

Como decía al principio, los reptiles en general no son partidarios de que les manipulen. Algunos, por su pequeño tamaño, dócil comportamiento, poca fuerza etc. no pueden demostrarte lo poco que les gusta ser tocados, y muchas veces ésta debilidad nosotros la interpretamos ingenuamente como un “acostumbramiento” a ser “acariciados”. Así que manipula a tu gecko con respeto, sin agarrar, sin empujar y sin molestar… Sostenerlo y “dejar que haga” es la mejor manera de hacerlo.

Aquí te dejo algunos enlaces de interés:

Español:

http://www.mundoreptil.com/contenido/regulacion-del-estres-y-efectos-en-los-reptiles-207.html

http://katankan.yiramareptile.com/wp/2012/02/22/anatomia-de-los-reptiles-parte-7/

Inglés:

http://link.springer.com/article/10.1007/BF01897533

http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0018506X02000387

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.